La realidad es, como afirman los expertos, que han cambiado los actores y las formas de hacer negocio en el sector de la vivienda, y uno de los nuevos protagonistas son las cooperativas. La Federación de Cooperativas de Viviendas y Rehabilitación (FCV) de la Comunidad de Madrid tiene como principio fundamental la defensa y el apoyo al cooperativismo de vivienda, especialmente tras dificultades como la crisis económica e inmobiliaria. Para ello se pretende que estén representados todos los agentes intervinientes desde la creación de la cooperativa hasta la entrega de la vivienda.

TAU-Gestión forma parte de este proyecto tras firmar un acuerdo con la FCV para colaborar en la comercialización de las viviendas de las cooperativas ubicadas en El Cañaveral, ya que la FCV pretende apoyar oficialmente e impulsar decididamente este nuevo sector urbanístico de Madrid capital, ofreciendo sus servicios a la Junta de Compensación y a todos los propietarios que la conforman.

Servicios prestados por la FCV

La FCV madrileña ofrece a sus asociados todo un abanico de servicios dirigidos a prestarles apoyo técnico, jurídico, administrativo y fiscal.

Servicio jurídico. Un grupo de algunos de los juristas más prestigiosos en el sector del cooperativismo de viviendas ofrecen asesoramiento en cuestiones de “reglamento interno” (registros, constituciones, estatutos, Ley Cooperativa…), “mercantiles” (demandas, compraventas, préstamos…),”fiscales” e institucionales. Además hay disponible un “servicio de mediación”, a modo de arbitraje jurídico, para intervenir en los conflictos entre cooperativistas, profesionales vinculados, gestores, entidades financieras, Administraciones Públicas, contratas, subcontratas, etc.

Servicio técnico. Las cooperativas afiliadas a la FCV cuentan también con un servicio de consulta y asistencia técnica que les permite tramitar, redactar, visar, y ejecutar sus proyectos inmobiliarios.

Registro de Demandantes. La Federación ofrece gratuitamente un servicio social a los ciudadanos de la Comunidad de Madrid para satisfacer su demanda de vivienda. Simultáneamente este registro sirve a las sociedades cooperativas y sus gestoras para que puedan cubrir sus vacantes pendientes de adjudicación.

Sello de Calidad. El hecho de ser miembro de la FCV es garantía de calidad y sinónimo de distinción. Aun así la FCV otorga el SELLO PLATA de Afiliado y el SELLO ORO de Calidad FCV Excelente, distinciones reconocidas en la Administraciones públicas, entidades financieras y por todos los agentes que intervienen en un proyecto inmobiliario. La FCV otorga estas distinciones a las cooperativas afiliadas como reconocimiento a su solvencia y buena gestión. Quiere de este modo apoyar también al profesional de la gestión, reconociéndole así su importante labor y aportación en el buen desarrollo del sector cooperativo.

En la actualidad, la responsabilidad que ha adquirido la FCV de Madrid de apoyar, asesorar y defender los intereses de este modelo de autopromoción inmobiliaria se materializa en el objetivo de impulsar nuevos modelos de cooperativas. El primero de ellos está basado en la promoción de viviendas en el centro de las grandes ciudades como el caso de Madrid, uno de los mercados más caros de España. Otra nueva opción de cooperativa de vivienda es la creada para la rehabilitación de viviendas. Está claro que el régimen de cooperativa es una de las mejores opciones para adquirir una vivienda y que el futuro de este modelo es una realidad.